Cómo sacar un crédito para PyMEs

¿Estás investigando cómo sacar un crédito para PyMEs? En ese caso te alegrará saber que existen distintas opciones en el mercado. Algunas de estas opciones seguramente se acomodarán mejor que otras a las necesidades financieras de tu empresa, por lo que es importante analizar qué ofrece cada una de las alternativas.

Un error común al momento de sacar un crédito para PyMEs es enfocarse únicamente en los aspectos financieros. Un buen crédito va más allá de los números detrás de él. También es muy importante obtener un producto financiero que te brinde una excelente experiencia de usuario. De lo contrario corres el riesgo de tener que lidiar con procesos lentos e innecesarios o tecnologías digitales que no sirven.

Las entidades financieras tradicionales tienden a ser así. Muchos de sus procesos y herramientas digitales se encuentran pensados más en la comodidad de los bancos que en la de sus clientes. La buena noticia es que existen alternativas a los créditos tradicionales que brindan ambas cosas: una buena solución financiera y una excelente experiencia de usuario. 

Con eso en mente, ¿sabes cómo sacar un crédito para PyMEs que le convenga a tu empresa? ¿sabes cómo identificar una experiencia pensada en el usuario? Acá te compartimos algunos consejos para que los tengas en cuenta.

Cómo sacar un crédito para PyMEs: aspectos a tener en cuenta

En general, suele ser muy importante tener en cuenta los siguientes aspectos al momento de solicitar un crédito para PyMEs:

  • Condiciones financieras
  • Experiencia de usuario

Si bien existen otras consideraciones, enfocarse en estas dos te ayudará a escoger de manera sencilla el crédito empresarial que más te conviene. Analicemos cada una de ellas, pero antes entendamos a qué hace referencia un crédito PyMEs.

¿Qué es un crédito PyMEs?

En términos sencillos, un crédito PyMEs es un desembolso de dinero que una entidad le otorga a una empresa. Se considera que un crédito está dentro de la categoría PyMEs porque, por un lado, está pensado para las necesidades de las pequeñas y medianas empresas, y, por otro lado, porque los requisitos tienden a ser distintos que los utilizados para empresas de mayor tamaño.

Para acceder a este tipo de crédito, tu empresa debe cumplir con ciertos requisitos. Se suele pedir a las empresas que cumplan con determinados indicadores financieros así como tener al día ciertos documentos legales, usualmente aquellos que establecen la constitución de la empresa. Sin embargo, ten en cuenta que cada entidad tiene requisitos diferentes, por lo que es importante mirarlos en detalle.

Muchas empresas pequeñas y medianas utilizan los créditos para actividades muy puntuales. Estas son algunas de ellas:

  • Crecimiento
  • Marketing
  • Capital de trabajo
  • Pago de nómina
  • Pago a proveedores
  • Pago de servicios

Es importante mencionar que, en algunos casos, el dinero de un crédito debe ir a un fin específico, mientras que otros pueden ser de libre inversión. Esto resulta un poco inflexible para ciertas empresas que lo único que necesitan es un capital de trabajo para poder utilizarlo en sus necesidades particulares.

Para algunas empresas, tener acceso a una línea de crédito y poder usarla como quieran se convierte en una manera de garantizar un recurso financiero de fácil desembolso. En otras palabras, es una forma de tener un dinero a la mano, ya sea para hacer frente a una eventualidad o para lograr un objetivo.

Aspectos financieros de un crédito PyMEs

Existen varios aspectos a tener en cuenta al momento de pedir un crédito empresarial. Uno de los más importantes es la tasa de interés. Asegúrate de entender bien cómo funcionará este tema en el crédito que escojas, ya que será fundamental para las cuotas que debes pagar y puede terminar afectando tu liquidez.

De igual manera resulta esencial entender la duración del crédito y si existe alguna condición para que este pueda ser pagado de manera anticipada. Tener flexibilidad en estos aspectos puede ser muy útil, ya que te permiten balancear el el flujo de caja de tu empresa.

Estos no son los únicos aspectos financieros que debes considerar al momento de pedir tu crédito, pero sin duda te ayudarán a entenderlo mejor.

Experiencia de usuario

Al igual que los aspectos financieros, la experiencia de usuario es muy importante y siempre debe ser tenida en cuenta al momento de solicitar un crédito empresarial. La experiencia de usuario considera distintos puntos de contacto del usuario con el producto y la entidad que lo otorga, de tal manera que se reduzcan posibles fricciones a la vez que se facilitan ciertas interacciones.

Aunque no lo parezca, la experiencia de usuario resulta un factor decisivo en cosas sencillas pero de mucho impacto como el pago de cuotas, acceder al servicio al cliente, o simplemente entender el balance de una deuda.

Un producto diseñado con la experiencia de usuario en mente será uno donde muy seguramente será fácil realizar todo tipo de transacciones, evitando así frustraciones que suelen ser comunes con productos financieros tradicionales. 

Esto es cada vez más común en productos financieros innovadores que buscan repensar la manera cómo se manejan las finanzas de las empresas. Uno de estos productos es la tarjeta de crédito empresarial Tuily.

¿Cómo solicitar un crédito para PyMEs?

Con tantas alternativas de productos financieros, obtener un crédito para PyMEs debería ser fácil. Sin embargo, acceder a fuentes de financiación todavía sigue siendo algo a lo que muchas empresas no tienen acceso. 

Esta situación tiene importantes consecuencias, especialmente con relación al número de PyMEs que sobreviven sus primeros 5 años (34% según la Asociación Colombiana de Pequeñas y Medianas Empresas – ACOPI). Para poder mejorar esto, es necesario facilitar el acceso a financiación por parte de PyMEs.

Es por eso que han surgido productos que buscan no solo democratizar el acceso a las finanzas para las empresas, sino también brindar una experiencia de usuario de primera. Esto permite que muchas pequeñas y medianas empresas puedan aplicar a un crédito de forma sencilla y rápida a la vez que mejora los niveles de servicio para que las empresas se puedan dedicar a sus procesos clave en lugar de desperdiciar el tiempo con productos financieros anticuados.

Una de las formas más sencillas de obtener financiación para PyMEs es aplicar a una tarjeta de crédito empresarial Tuily. Además de ser un producto financiero superior al crédito tradicional por sus beneficios y flexibilidad, también trae consigo una plataforma para la gestión de gastos de tu empresa.

Tuily facilita todo el proceso contable y financiero, reduciendo el tiempo invertido en tareas que agregan poco valor pero que resultan necesarias. Gracias a esta tarjeta no tendrás que preguntarte cómo solicitar un crédito para PyMEs.

Entérate de los mejores consejos para hacer crecer tu empresa.