Cómo sacar una tarjeta de crédito para tu empresa

Un grupo de tarjetas de crédito.

Muchas pequeñas y medianas empresas suelen preguntarse cómo sacar una tarjeta de crédito cuando están buscando alternativas de financiación. Este es un tema muy importante para cualquier negocio, y aunque parezca increíble, en la mayoría de casos el proceso de adquirir una tarjeta suele ser bastante tedioso. En lugar de hacerlo muy amigable, el proceso con las empresas financieras tradicionales tiende a ser complicado.

Los bancos son la alternativa más popular, pero suelen ser bastante burocráticos y exigen varios requisitos que pueden ser difíciles de cumplir para algunas empresas. Afortunadamente no son la única alternativa que existe. En los últimos años varios productos innovadores han surgido para solucionar este problema.

Ya sea que estés considerando sacar una tarjeta de crédito para tu empresa con un banco por primera vez o ya lo hayas hecho antes, en este artículo te compartiremos algunos aspectos que debes tener en cuenta al momento de sacar una tarjeta de crédito. 

Te explicaremos a manera general en qué consiste el proceso tradicional de sacar una tarjeta de crédito con un banco para las pequeñas y medianas empresas, y también hablaremos sobre las alternativas que el mercado ofrece.

Cómo sacar una tarjeta de crédito y no enloquecerte en el intento

Obtener una tarjeta de crédito empresarial con un banco puede llegar a ser difícil. En muchas ocasiones el proceso suele ser bastante burocrático. Y por si no fuera poco, los requisitos suelen ser demasiado exigentes para algunas empresas.

La burocracia de los bancos

Aunque los bancos utilizan herramientas digitales modernas para facilitar la vida de los clientes, sigue habiendo mucho espacio para mejorar sus procesos. Parece que estos fueran pensados para la comodidad del banco en lugar de la de los clientes.

Por ejemplo, algunos bancos te pedirán tener una entrevista con un asesor comercial durante el proceso de otorgarte una tarjeta de crédito empresarial. Si bien es entendible que quieran conocer un poco más de ti y de tu empresa, esto resulta bastante fastidioso si el tiempo no es algo que te sobra. Además, en un mundo donde existen tantas formas de validar los datos de tu empresa, esto termina siendo casi que innecesario.

En otros casos el banco solo te permitirá tramitar tu tarjeta de crédito si contactas a un asesor. En lugar de ofrecerte una manera para tramitar tu tarjeta de forma rápida y segura, en línea, y sin tener que agregar demoras en el proceso, te obligan a pasar por la difícil y demorada tarea de conversar con un asesor de ventas. Así ha sido siempre con los bancos, y muy probablemente lo siga siendo.

Esto no es muy práctico para ti. Desafortunadamente no es lo único que hace difícil obtener una tarjeta.

Demasiados requisitos

El otro gran problema que muchas pequeñas y medianas empresas encuentran en el proceso de obtener una tarjeta son los requisitos. La documentación que los bancos piden para poder darte una tarjeta empresarial puede llegar a ser bastante exigente. Muchos de estos requisitos suelen ser difíciles de cumplir para algunas empresas jóvenes que no cumplen con lo que el banco pide.

Desde el punto de vista del banco esto hace sentido. Después de todo, ellos quieren minimizar sus riesgos y quieren asegurarse de que tu empresa será un buen cliente. Sin embargo, esto puede terminar siendo inconveniente para ti, ya que puedes tener todo en orden pero no ser el cliente que ellos están buscando.

Afortunadamente existen otras alternativas que no implican acudir al banco para obtener una tarjeta de crédito para tu empresa.

¿Cuáles son los requisitos para obtener una tarjeta de crédito?

El tema de los requisitos exigidos para obtener una tarjeta de crédito empresarial es algo que vale la pena mirar en detalle. Cada banco puede pedir algo distinto, pero en general existen algunos elementos que siempre serán necesarios.

La información financiera de tu empresa es algo esencial, pues solo así los bancos pueden saber si tienes la capacidad de endeudarte. Es por eso que los estados financieros resultan esenciales. 

Al analizar tus estados financieros los bancos podrán definir el monto que le pueden otorgar a tu tarjeta de crédito. Otros documentos financieros que te pueden solicitar incluyen la declaración de renta así como los certificados del pago de impuestos. Usualmente estos documentos deben tener la aprobación de un revisor fiscal o contador público y la firma del representante legal. 

Muchos bancos también te pedirán que diligencies un formulario donde solicitas la tarjeta. Como podrás imaginar, estos formularios no suelen ser muy fáciles de llenar, y en la mayoría de los casos resulta necesario diligenciarlo junto a un asesor de la entidad financiera.

Por último, de seguro también te pedirán los documentos relacionados a la existencia y constitución de tu empresa. Esto incluye pero no se limita al certificado de Cámara de Comercio, el Registro Único Tributario (RUT), la documentación del representante legal, y la composición accionaria, entre otros.

¿Cómo sacar una tarjeta de crédito por primera vez?

Si vas a sacar una tarjeta de crédito por primera vez, te recomendamos que busques alternativas por fuera de los bancos. Lo mismo aplica si ya tienes una o varias tarjetas con bancos. 

Recientemente han surgido empresas fintech que han creado excelentes alternativas a las tarjetas de crédito tradicionales emitidas por los bancos. Esto ha sido posible gracias a que compañías como Mastercard han optado por innovar en cuanto a alternativas de tarjetas se trata. 

Esta estrategia innovadora ha llevado a que existan otras opciones de tarjetas que no son emitidas por bancos, facilitando así que las empresas de todo tipo puedan acceder a más servicios financieros. Este tipo de tarjetas resultan particularmente útiles para empresas que están buscando una tarjeta de crédito empresarial por primera vez, pero también son muy útiles para las empresas que cuentan con una o más tarjetas.

Además, estas tarjetas suelen tener muchos beneficios. Por ejemplo, es común que no tengan cuota de manejo o que ofrezcan unas tasas de interés más bajas que las de los bancos. Adicionalmente, su énfasis en la experiencia de usuario suele facilitar los procesos, desde la solicitud del producto hasta la realización de pagos y todo lo relacionado con llevar los gastos y la contabilidad.

Las opciones de tarjetas de crédito por fuera de los bancos cobran cada vez más fuerza en la medida en que las empresas buscan opciones ágiles y alineadas con las necesidades de sus negocios. Por eso muchas ya le están diciendo adiós a los anticuados procesos de los bancos y están migrando a nuevas y mejores formas de obtener y gestionar sus productos financieros.

¿Cuál es la mejor tarjeta de crédito?

Es difícil decir con certeza cuál es la mejor tarjeta de crédito empresarial, ya que cada negocio es único y pueden haber soluciones que se acomoden mejor que otras. Sin embargo, existen algunas alternativas que, sin importar el tipo de empresa, se destacan por sus beneficios e increíble experiencia de usuario.

Tuily es una de ellas. Su proceso de solicitud es muy sencillo y rápido, permitiéndote ahorrar no solo tiempo sino también dolores de cabeza. Entre sus increíbles beneficios está su plataforma de gastos, que te permitirá llevar registros de manera fácil y en tiempo real.
Te invitamos a que conozcas más acerca de la tarjeta de crédito empresarial Tuily y te dejes sorprender por lo fácil que es el proceso para solicitarla. Deja de perder tu tiempo con los bancos y en lugar de preguntarte cómo sacar una tarjeta de crédito, solicita tu tarjeta de crédito empresarial Tuily hoy, de forma fácil y rápida.

Entérate de los mejores consejos para hacer crecer tu empresa.